28 de julio de 2014

Impresionante marea de miles de scooters en el Puente Taipéi de Taiwán



Los ciclomotores son un medio de transporte muy popular en los países asiáticos por su tamaño y bajo consumo. Y estas imágenes grabadas el 19 de mayo en el Puente Taipéi de Taiwán, son un claro ejemplo de esta afición. El vídeo de aproximadamente doce minutos muestra en tiempo real, el tráfico que soportan estoicamente los taiwaneses cada día. Una lección de paciencia en mitad del atasco y que queda reflejado en sus rostros, en un estado aparentemente imperturbable, como en trance sin mostrar ninguna emoción.

El sonido y el movimiento me recuerdan a una enorme marabunta de hormigas en busca de nuevos territorios.



Entradas relacionadas en Meridianos:
"On any Sunday", la mejor película sobre la pasión por las motos
Escenas de China
Aprender a leer chino... ¡con facilidad!
Los "Monjes Maratón" del Monte Hiei
Esto es Shanghaí
'Yee Peng' el festival de los farolillos de papel
La isla de Aogashima (青ヶ島村) el pueblo más pequeño de Japón
"Por turnos", la nueva señal de tráfico
Hadaka Matsuri (裸祭り) el festival del hombre desnudo
Dafen, la ciudad de los copistas
Desde Japón con amor (y un poco de dashi)
Los tres puentes naturales de Wulong

積ん読 Tsundoku



積ん読 Tsundoku. Palabra japonesa que indica el acto de dejar un libro sin leer después de comprarlo, por lo general amontonado junto a otros libros no leídos.



Una palabra que deberíamos incorporar a nuestro idioma. Y que muestra esa delgada linea que separa la bibliofilia o la acumulación por el amor a los libros de aquél al que gusta leer, y el trastorno obsesivo-compulsivo de acaparar muchos libros o bibliomanía.

Entradas relacionadas en Meridianos:
¿A qué huelen los libros viejos?
Las lecturas veraniegas de Bill Gates
El Hanami (花見) o la tradición japonesa de observar la belleza de las flores
Todos los sonidos japoneses en un poema
Los libros en el cine
El manuscrito Voynich
El poema más corto en lengua inglesa
Dafen, la ciudad de los copistas
Una imagen vale más que 500 mil millones de palabras
BOOK, el definitivo dispositivo de lectura
Un cómic medieval
Kintsugi (金継ぎ) el arte japonés de arreglar lo roto con oro
Titina la palabra más larga en lengua inglesa

21 de julio de 2014

Los ojos llorosos de Neil Armstrong tras pisar la Luna



Hoy se cumplen 45 años de los primeros pasos del hombre en la Luna. Seis horas después del alunizaje, a las 02:56:14 UTC ya del 21 de julio de 1969, Neil Armstrong ponía su pie izquierdo sobre la superficie lunar.

Es el comienzo de una caminata de más de dos horas, la primera actividad extravehicularEVA. Dos intensas horas en las que Neil Armstrong y Buzz Aldrin instalan un ALSEP con ocho experimentos, clavan una bandera estadounidense, dejan un disco con los mensajes y saludos de todas las naciones del mundo y recogen 22 kg de rocas.

Después regresan al módulo lunar en la Base Tranquilidad, el último en entrar es un eufórico Armstrong. Ya dentro y después de quitarse el casco, Buzz hace esta foto a su compañero. La fotografía AS11-37-5528 donde se ve a un emocionado Armstrong con los ojos llorosos.

Armstrong de carácter introvertido, el más evasivo de la tripulación del Apolo 11, el experimentado piloto de combate en la Guerra de Corea, el ingeniero aeroespacial, el preparado astronauta, no puede ocultar sus emociones y sonríe y llora a la vez. Su rostro con los ojos vidriosos, refleja el impresionante momento que acaba de vivir.

Un estado emocional que describió más tarde como "eufórico, extasiado y extremadamente sorprendido del éxito que tuvimos."

Foto archivo fotográfico NASA The Apollo Flight Journal

Entradas relacionadas en Meridianos:
La ilusión de la Luna
Los seres humanos más veloces
El olvidado programa espacial de Zambia
Radiografía de una foto
Tropiezos en la Luna

19 de julio de 2014

Atravesando una cascada con un traje aéreo



La localidad suiza de Lauterbrunnen cada año recibe 20.000 "amantes de las emociones fuertes". Saltadores BASE de todo el mundo llegan a este lugar para realizar vuelos espectaculares y muy peligrosos. Y desde hace ya un tiempo, la última moda y más arriesgada es atravesar la cascada del Staubbach:


Un vuelo muy preciso que dura apenas un minuto, en el que se debe llegar con la suficiente altitud y sustentación para no golpear la pared del acantilado. Un salto que repiten para poder realizarlo de manera perfecta, ya que apenas un par de metros separan al paracaidista del muro y a 150 km/h un pequeño error se paga con la vida.


Durante el salto los "locos de la adrenalina" parecen mantener la respiración hasta justo el momento en el que se abre el paracaídas, donde pegan un grito de liberación.


Deporte extremo que ha causado 231 muertes en todo el mundo. 38 de esos fallecidos en este valle suizo en los últimos 20 años, entre ellos el español Álvaro Bultó.

Una modalidad de paracaidismo muy controvertida y que apenas encuentra rechazo entre algunos ganaderos de la zona, ya que la mayoría de la gente calla.

Entradas relacionadas en Meridianos:
El último vuelo de Jeb Corliss
Un elefante en las Cataratas Victoria
Estremecedor salto en paracaídas
Volando a ras de suelo
El túnel secreto de las cataratas del Niágara
Sin miedo a las alturas
Vídeo del accidente del saltador base Jeb Corliss
Espectaculares imágenes del Salto Ángel
Oposición a un deporte extremo
Cascada
Sobrevolando el cielo de Nueva York con un traje aéreo
Zapatilla voladora
Parahawking, parapente con halcones
Gocta, la catarata secreta
Paracaidismo full contact
Sensación de volar
Experiencias en gravedad cero
Desfile de moda a gran altura

18 de julio de 2014

El increíble pez elefante


En las aguas del río Congo, uno de los mayores del planeta vive el pez elefante (Gnathonemus petersii). Un peculiar pez cazador que puede llegar a pesar 12 kg y medir 1,5 m de largo. Tiene una enorme trompa que le da nombre y que funciona como una aspiradora con impulsos eléctricos que recibe de su cola. Ademas su cerebro es comparable proporcionalmente al humano, y como los murciélagos posee ecolocación. La capacidad que tienen algunos animales que se asemeja al funcionamiento de un sonar.

¿Es o no es increíble el pez elefante?

Entradas relacionadas en Meridianos:
Antogo, la pesca sagrada del pueblo Dogón
Una cacerola abandonada en el fondo del mar
Las verdaderas sirenas
Danza nocturna en la profundidad del mar
Cómo los lobos cambian el curso de los ríos y las ballenas la composición de la atmósfera
A punto de ser tragados por una ballena
El extraño Glaucus atlanticus
Delfines surfistas
Las saltarinas carpas plateadas
La vida oculta en un estanque de agua
Fauna Sutra
Descubiertas 180 especies de peces biofluorescentes
La mayor "academia de vuelo" de mantarrayas
El conmovedor funeral de un delfín
Vida de un cachalote
Nadando desnuda entre belugas