21 de julio de 2014

Los ojos llorosos de Neil Armstrong tras pisar la Luna



Hoy se cumplen 45 años de los primeros pasos del hombre en la Luna. Seis horas después del alunizaje, a las 02:56:14 UTC ya del 21 de julio de 1969, Neil Armstrong ponía su pie izquierdo sobre la superficie lunar.

Es el comienzo de una caminata de más de dos horas, la primera actividad extravehicularEVA. Dos intensas horas en las que Neil Armstrong y Buzz Aldrin instalan un ALSEP con ocho experimentos, clavan una bandera estadounidense, dejan un disco con los mensajes y saludos de todas las naciones del mundo y recogen 22 kg de rocas.

Después regresan al módulo lunar en la Base Tranquilidad, el último en entrar es un eufórico Armstrong. Ya dentro y después de quitarse el casco, Buzz hace esta foto a su compañero. La fotografía AS11-37-5528 donde se ve a un emocionado Armstrong con los ojos llorosos.

Armstrong de carácter introvertido, el más evasivo de la tripulación del Apolo 11, el experimentado piloto de combate en la Guerra de Corea, el ingeniero aeroespacial, el preparado astronauta, no puede ocultar sus emociones y sonríe y llora a la vez. Su rostro con los ojos vidriosos, refleja el impresionante momento que acaba de vivir.

Un estado emocional que describió más tarde como "eufórico, extasiado y extremadamente sorprendido del éxito que tuvimos."

Foto archivo fotográfico NASA The Apollo Flight Journal

Entradas relacionadas en Meridianos:
La ilusión de la Luna
Los seres humanos más veloces
El olvidado programa espacial de Zambia
Radiografía de una foto
Tropiezos en la Luna

19 de julio de 2014

Atravesando una cascada con un traje aéreo



La localidad suiza de Lauterbrunnen cada año recibe 20.000 "amantes de las emociones fuertes". Saltadores BASE de todo el mundo llegan a este lugar para realizar vuelos espectaculares y muy peligrosos. Y desde hace ya un tiempo, la última moda y más arriesgada es atravesar la cascada del Staubbach:


Un vuelo muy preciso que dura apenas un minuto, en el que se debe llegar con la suficiente altitud y sustentación para no golpear la pared del acantilado. Un salto que repiten para poder realizarlo de manera perfecta, ya que apenas un par de metros separan al paracaidista del muro y a 150 km/h un pequeño error se paga con la vida.


Durante el salto los "locos de la adrenalina" parecen mantener la respiración hasta justo el momento en el que se abre el paracaídas, donde pegan un grito de liberación.


Deporte extremo que ha causado 231 muertes en todo el mundo. 38 de esos fallecidos en este valle suizo en los últimos 20 años, entre ellos el español Álvaro Bultó.

Una modalidad de paracaidismo muy controvertida y que apenas encuentra rechazo entre algunos ganaderos de la zona, ya que la mayoría de la gente calla.

Entradas relacionadas en Meridianos:
El último vuelo de Jeb Corliss
Un elefante en las Cataratas Victoria
Estremecedor salto en paracaídas
Volando a ras de suelo
El túnel secreto de las cataratas del Niágara
Sin miedo a las alturas
Vídeo del accidente del saltador base Jeb Corliss
Espectaculares imágenes del Salto Ángel
Oposición a un deporte extremo
Cascada
Sobrevolando el cielo de Nueva York con un traje aéreo
Zapatilla voladora
Parahawking, parapente con halcones
Gocta, la catarata secreta
Paracaidismo full contact
Sensación de volar
Experiencias en gravedad cero
Desfile de moda a gran altura

18 de julio de 2014

El increíble pez elefante


En las aguas del río Congo, uno de los mayores del planeta vive el pez elefante (Gnathonemus petersii). Un peculiar pez cazador que puede llegar a pesar 12 kg y medir 1,5 m de largo. Tiene una enorme trompa que le da nombre y que funciona como una aspiradora con impulsos eléctricos que recibe de su cola. Ademas su cerebro es comparable proporcionalmente al humano, y como los murciélagos posee ecolocación. La capacidad que tienen algunos animales que se asemeja al funcionamiento de un sonar.

¿Es o no es increíble el pez elefante?

Entradas relacionadas en Meridianos:
Antogo, la pesca sagrada del pueblo Dogón
Una cacerola abandonada en el fondo del mar
Las verdaderas sirenas
Danza nocturna en la profundidad del mar
Cómo los lobos cambian el curso de los ríos y las ballenas la composición de la atmósfera
A punto de ser tragados por una ballena
El extraño Glaucus atlanticus
Delfines surfistas
Las saltarinas carpas plateadas
La vida oculta en un estanque de agua
Fauna Sutra
Descubiertas 180 especies de peces biofluorescentes
La mayor "academia de vuelo" de mantarrayas
El conmovedor funeral de un delfín
Vida de un cachalote
Nadando desnuda entre belugas

17 de julio de 2014

Suspendido sobre la puerta del infierno

Suspendido sobre el fuego del infierno. Foto National Geographic

El pozo de Darvaza, también conocido como "La puerta del infierno", es una fallida prospección de gas realizada por geólogos soviéticos en el año 1971 en mitad del gran desierto de Karakum. Un desierto rico en petróleo y gas natural que ocupa el 70% de Turkmenistán.


Una cueva subterránea de 60 metros de diámetro y 20 de profundidad llena de gas natural, que colapsó tragándose la plataforma de perforación y el campamento de los científicos petroquímicos.

Las puertas del infierno, Turkmenistán. Foto 'Old Blues' The Brothers

Ante el temor de una explosión y una liberación de gases tóxicos, los soviéticos decidieron como método más seguro y menos costoso prenderle fuego. En ese momento, las expectativas eran de que el gas se consumiría en unas pocas semanas, pero desde entonces hace más de 40 años, el agujero sigue ardiendo y aún no se sabe cuándo se apagará.

Georges Kourounis con un traje de kevlar a punto de descender a los 'infiernos'. Foto NatGeo Australia


Pues a este lugar donde el olor a azufre quemado lo impregna todo, en noviembre del año pasado, National Geographic envió una expedición comandada por el aventurero George Kourounis.

La puerta al averno, Darvaza, Turkmenistán. Foto wiki.

Un viaje con un año de preparación con el propósito de que una persona sondeara las profundidades del cráter. Descender al fondo del agujero en llamas pare recoger muestras del suelo, "con la esperanza de poder encontrar formas de vida extremófila capaces de sobrevivir a tales condiciones- y quizás arrojar luz sobre si la vida puede sobrevivir en condiciones similares en otras partes del universo".



Entradas relacionadas en Meridianos:
Yanar Dag, 'La Montaña del Fuego eterno'
La verdadera "zarza ardiente" de Moisés
Caminar sobre lava
Los incendios forestales en Alaska duran meses
Catatumbo el relámpago perpetuo
¿Podría una persona caminar sobre una piscina llena de mercurio?
Con el Fuego de San Telmo en los cuernos
Un lago de fuego
Como meter la mano en plomo fundido
Lluvia de rocas volcánicas en Sicilia
Cuando la lava volcánica llama a la puerta de tu casa
El curioso fenómeno de los anillos de humo en los volcanes

¿Cómo se vería la misión espacial Apollo 11 si hubiera sido dirigida por Stanley Kubrick?


Ahora que se cumple el 45 aniversario de la llegada del hombre a la Luna y para recordar esta gran odisea en el espacio. Nick Acosta ha creado un corto con material en alta definición de la NASA y películas caseras de astronautas. Un vídeo que muestra como hubiera sido el alunizaje, si Kubrick lo hubiera dirigido

Una historia similar a la que planteaba el falso documental 'El lado oscuro de la Luna' donde se decía que la llegada a la Luna había sido un montaje realizado por Stanley Kubrick.


Entradas relacionadas en Meridianos:
Tropiezos en la Luna
El queso espacial de los Monty Python
La ilusión de la Luna
Radiografía de una foto
Calentando gatitos para crear naves espaciales
El olvidado programa espacial de Zambia
El arte de la Steadicam
Los seres humanos más veloces
Stanley Kubrick una vida en imágenes
Mi primer viaje espacial
¿Es posible el sexo en el espacio?