14 de julio de 2016

Con un Vespino a la cima del pico Aneto de 3.404 metros

Uno de los vecinos de Benasque, en un Vespino en la cima del pico Aneto.
Agosto de 1968 un grupo de una veintena de vecinos de Benasque en Huesca, están reunidos en el bar Rabasón. Enfadados con un grupo de motoristas de Mataró, en la provincia de Barcelona que pretende subir con sus grandes motos a la cumbre del pico Aneto de 3404 metros de altitud, situado en el valle de Benasque.

Los vecinos están indignados con esta expedición, consideran que este acto promocional puede causar daños en la montaña.

Y para fastidiar la ascensión publicitaria, la gente del pueblo decidió en la reunión del bar, donde se deciden este tipo de cosas, adelantarse a la iniciativa que tenía el apoyo de instituciones y de varias marcas comerciales, la fábrica de motocicletas Bultaco, otra de bañadores y una tercera de bronceadores.

Noticia aparecida en La Vanguardia, domingo, 30 junio 1968, página 52

Es entonces cuando seis decididos aragoneses, tuvieron la idea de llevar a sus espaldas, un Vespino a lo más alto del Aneto, eso sí, desmontado para así repartirse los 60 kg de peso del ciclomotor. Como cuenta uno de los protagonistas del ascenso de un Vespino al Aneto.

Y el 3 de agosto, a eso de las 4.00 de la madrugada, salieron camino del techo de los Pirineos, y arriba se cruzaron con unos montañeros que inmortalizaron la hazaña.


La ascensión tiene una última dificultad, el conocido como "puente de Mahoma", la entrada a la Yanna paraíso musulmán, un paso tan estrecho como el filo de una cimitarra sobre la que sólo pasan los justos.

Cresta que separa la antecima de la cima del Aneto, tramo horizontal de apenas 30 metros de largo, pero con una escalofriante caída a ambos lados.


Tras hacer cumbre los seis jóvenes regresaron al pueblo a eso de las 7 de la tarde como contó una crónica del Mundo Deportivo el 7 agosto de 1968 y celebraron a lo grande la gesta en el bar.

Y aunque la proeza de los mozos de Benasque no frenó la acción comercial en su totalidad, la subida si fue suspendida en el Collado de Coronas justo antes del puente de Mahoma, paso que si cruzaron los valientes jóvenes con un Vespino.  

Vía 1, 2, 3, 4, 5, 6 y 7

Entradas relacionadas en Meridianos:
El hombre que descendió esquiando el Everest
Estremecedor salto en paracaídas
Escalofriante viaje por una carretera del Himalaya
Cambiando la bombilla más alta del Empire State Building
Carlos Soria, un joven escalador de 73 años
Sin miedo a las alturas
Mustang, el último reino perdido
Parahawking, parapente con halcones
Haiku, la escalera al cielo
Sobrevolando la torre sin nombre
Los Héroes perdidos del Everest
El temerario Dean Potter
Una cabaña en el Matterhorn
Alex Honnold el escalador sin red
El viaje más increíble al Everest
Ueli Steck el alpinista más rápido del mundo
Últimos minutos en el Everest

10 de julio de 2016

El arte del silencio en el cine de Martin Scorsese

A pesar de que Martin Scorsese es conocido por las eclécticas bandas sonoras y sus grandes momentos musicales, una de sus mejores características es el uso deliberado y magistral del silencio.



Una utilización del sonido capaz de dotar de suspense, dramatismo, elegancia o solemnidad a diferentes momentos. Incluso Scorsese lo utiliza como un recurso cómico, o para subrayar la emotividad de un instante.

Un fantástico análisis del realizador y montador Tony Zhou sobre los silencios en el cine del genio que creó Taxi Driver.



Entradas relacionadas en Meridianos:
Las naranjas de la muerte en 'El Padrino'
El rodaje de 'El Resplandor' visto por una adolescente de 17 años
Cómo se rodó la escena de la ducha de 'Psicosis'
Estampida en el Cretácico, la escena que inspiró a Steven Spielberg
Las referencias visuales de "Los odiosos ocho"
"Me llamo John Ford y hago películas del oeste"
Cómo hacer una película de acción y comedia según Jackie Chan
La sorprendente letra de la canción de 'El puente sobre el río Kwai'
El más que merecido Óscar a Ennio Morricone
Las referencias visuales en las películas de Quentin Tarantino
El arte de la Steadicam
Un taxista llamado Robert De Niro

29 de junio de 2016

Entrevistando a un joven Bob Dylan de 20 años


Febrero de 1962, el joven Bob Dylan de 20 años lleva un año tocando por varios clubes de Greenwich Village, en el lado oeste de Manhattan en Nueva York, en ocasiones por un dólar y una hamburguesa con queso. 

A un mes de la publicación de su primer álbum, es entrevistado en la emisora de radio WBAI FM, cuya antena esta en vértice del Empire State.

Dylan lleva su característica gorra y su inseparable armónica al cuello. Durante esta entrevista olvidada y ahora rescatada por Blank on Blank, Bob Dylan nacido como Robert Allen Zimmerman, cuenta la época cuando trabajó en un circo con freaks, incluso en un momento de la conversación llega a afirmar que nunca será rico y famoso.



Entradas relacionadas en Meridianos:
La entrevista a Michael Jackson olvidada
Elvis Presley y su primera guitarra
El día que John Lennon se encontró con un hippie
Las últimas letras del rey lagarto
¿Qué hubiera pasado si John Lennon hubiera participado en un casting de La Voz?
Compasión por el diablo
La colección discográfica más grande del mundo
40 años cruzando el paso de cebra de Abbey Road
Música clandestina grabada en radiografías de rayos X
The Rolling Stones Rock & Roll Circus, el concierto olvidado

¿Qué pasó antes de la historia? orígenes humanos

A menudo cuando pensamos en nuestro pasado como seres humanos, pensamos en las antiguas civilizaciones, las pirámides, cosas por el estilo. Pero esto es sólo una pequeñísima parte de nuestra historia.

Los del canal de divulgación científica Kurzgesagt – In a Nutshell, (que en español podría traducirse como "en pocas palabras") nos explican en el siguiente video nuestros orígenes como humanos.

La larga historia de la humanidad y la lentitud con que ha evolucionado hasta convertirse en el hombre moderno de hoy en día:



Otras entradas del canal Kurzgesagt en Meridianos:
¿Quién eres tú?
Freebooting, o cómo Facebook roba miles de millones de visitas a YouTube
Los limites físicos de la Humanidad
Ascensor espacial, ¿ciencia ficción o el futuro de la humanidad?
La crisis humanitaria de los refugiados en Europa explicada en 6 minutos

19 de junio de 2016

El nuevo árbol de la vida



El nuevo árbol de la vida no es una incomprensible película del filosofo director Terrence Malick, es una revisión de la metáfora utilizada por Charles Darwin para describir las relaciones entre los organismos, vivos y extintos que aparece en su libro de 1859 "El Origen de las Especies".


La primera observación del "gran árbol de la vida", la escribió Darwin en su famosa libreta B, la primera de una serie dedicada a estudiar el problema de la "transmutación", o conversión de unas especies en otras.

'El árbol de la vida' dibujado por Charles Darwin en la pagina 36 de su libreta B.

En la página 36 de la libreta B, el científico escribió "Yo pienso", y a continuación esbozó un árbol con varias ramas.

Visión actual del árbol de la vida, con la diversidad total representada por los genomas secuenciados. Vía Wiki
Y desde entonces, los biólogos han tratado de dibujar el árbol de la vida. Con la invención de la secuenciación del ADN este proyecto ha sufrido una revolución, y los científicos han podido encontrar la relación entre las especies codificados en sus genes.

Ahora con la ayuda de los nuevos métodos para generar datos genómicos los investigadores han aumentado las ramas de este frondoso árbol con más de 1.000 organismos no cultivados y poco conocidos, incluidos bacterias, arqueas y eucariotas.

Una representación artística del árbol de la vida, con los muchos grupos de bacterias a la izquierda.
Organismos recientemente descubiertos en una increíble variedad de entornos que incluyen una fuente termal en el Parque Nacional de Yellowstone, los sedimentos de un salar en el desierto de Atacama, o el interior de la boca de un delfín.



Una bella representación que apareció publicada en abril la revista Nature, en un paper A new view of the tree of life, donde se muestra nuestro pequeño lugar entre los eucariotas. Junto a las flores y las amebas, en una pequeña rama, a la sombra del enorme linaje de las bacterias.

Una nueva representación que será de utilidad no sólo para los biólogos que estudian la ecología microbiana, sino también los bioquímicos en busca de nuevos genes y los investigadores que estudian la evolución y la historia de la tierra.

Bonus trackCharles Darwin y el Árbol de la Vida documental de David Attenborough para conmemorar el bicentenario del nacimiento de Darwin.



Vía: 1, 2, 3, 4, 5, 6 y 7

Entradas relacionadas en Meridianos:
Cómo las flores cambiaron el mundo
Hormigas explosivas y suicidas
Las mariposas que bebían lágrimas de tortuga
Dalí y su relación apasionada con la ciencia
El Árbol de la Vida
Cómo los lobos cambian el curso de los ríos y las ballenas la composición de la atmósfera
"La Senda del Pensamiento" de Darwin
El Síndrome de Attenborough
El increíble salto al vacío de los gansos que nacían de los árboles
Los seres vivos más antiguos del planeta
El fantástico Sr. Feynman
La polilla cuya existencia adivinó Darwin