30 de agosto de 2012

La vida secreta de "El Grito" de Edvard Munch

¿Por qué a la gente le gusta tanto esta imagen?. Resulta muy extraño, es la imagen de una pesadilla, es una escena verdaderamente inquietante. Y aún así a la gente le encanta este maldito cuadro.


Un óleo comprado por 91 millones de euros este mismo año y que esta inspirado en la vida atormentada del propio artista. Un estado anímico hecho pintura que quedó perfectamente reflejado en unas líneas escritas por Munch en su diario hacia 1892:
"Paseaba por un sendero con dos amigos - el sol se puso - de repente el cielo se tiñó de rojo sangre, me detuve y me apoyé en una valla muerto de cansancio - sangre y lenguas de fuego acechaban sobre el azul oscuro del fiordo y de la ciudad - mis amigos continuaron y yo me quedé quieto, temblando de ansiedad, sentí un grito infinito que atravesaba la naturaleza."
Robado dos veces, la primera a pleno luz día por una banda de ladrones que se permitió dejar una nota que decía: "Gracias por la mala seguridad".


Una fantástica historia la del "Grito" que recoge este documental de la BBC y que no puedes perderte si esta figura te conmueve:



Entradas relacionadas en Meridianos:
La vida privada de una obra maestra, "El Beso" de Gustav Klimt
La gran ola de Kanagawa (神奈川沖浪裏)
Dalí y su relación apasionada con la ciencia
Renoir el impresionista que pintó desde el dolor
Francis Bacon, su última visita al Prado
El tres de mayo, la vida privada de una obra maestra
Estrellas ocultas en un cuadro de van Gogh
La servilleta de Picasso
Lucian Freud, el pintor donde lo feo es bello
Antonio López pinta la Puerta del Sol

2 comentarios:

Jesús dijo...

Si se ha vendido por 91 millones de euros, es porque se espera que dentro de un año o dos valga 100. Por desgracia, el mundo del arte se encuentra sumido en una burbuja del copón, y la gente invierte en obras de arte no ya porque gusten más o menos, o sean mejores o peores, sino porque es algo que se revaloriza y da más dinero que meter el dinero en el banco. Vamos, que en vez de meter la pasta en la cuenta naranja, se compra uno un cuadro, espera unos años, y tachán, 10% TAE.

Una pena, aunque será divertido cuando, como toda buena burbuja, la cosa pete y el último se tenga que comer con patatas su cuadro bodrio indescifrable que le costó 500 millones de euros.

jarellano dijo...

En realidad hay más de una versión de este mismo cuadro llamado "El grito".
A mí me parece un cuadro desconcertante, pero no deja de ser interesante. Un saludo desde México. Me gusta tu blog. Saludos.