28 de octubre de 2010

El espectáculo natural de las luciérnagas sincronizadas

Ver las luciérnagas brillantes en las calurosas noches de verano es un fenómeno natural que aquel que ha vivido no olvida nunca.

Una luz por lo general intermitente, y que brilla de manera distinta en cada especie. Una señal óptica producto de unas reacciones químicas en la que una molécula, la luciferina, reacciona con el oxígeno en un proceso extraordinariamente eficiente, donde menos del 2% de la energía se convierte en calor (lo que contrasta, por ejemplo, con el 95% de pérdida de una bombilla normal).

Pero existe una demostración de esta maravilla aún mas impresionante. Al atardecer en ríos del Sudeste Asiático (Tailandia, Malasia o Borneo), miles de luciérnagas macho se reúnen y cuando el sol se oculta comienzan a emitir luz, al principio de manera desordenada. Después de una hora -no es instantáneo- esa forma aleatoria se convierte en coordinada. Es entonces cuando pequeños grupos emitiendo luz a la vez, cubren los árboles de la orilla del río a lo largo de todo un kilómetro y medio .


Un hermoso comportamiento cooperativo de miles de individuos comunicándose, en perfecta sincronía para enviar un mensaje a las hembras. La luz combinada de estos insectos de la familia de los coleópteros, es tan brillante que los pescadores en alta mar la usan como faro, para encontrar el camino a sus ríos de origen.



Una escena impresionante que vieron los primeros viajeros occidentales, como el pirata inglés Sir Francis Drake que en una de sus expediciones a Tailandia lo pudo observar. A su regreso relataban este increíble espectáculo, pero nadie les creía. Nada parecido existe en Europa, y durante mucho tiempo, aún cuando estaba muy bien documentado se creía, que era un especie de ilusión óptica.



Revistas científicas decían que era un parpadeo involuntario lo que lo explicaba. Lo que realmente sucede es que las luciérnagas mientras emiten luz observan a sus compañeros. Su sistema nervioso se ajusta de manera inconsciente; de forma que cuando reciben un destello pueden incrementar o retrasar su controlador interno que regula los destellos, de manera que comienzan a hacerlo en armonía.

+Info: Steven Strogatz sobre sincronización(Charla TED)

Vía: 1, 2, 3, 4 y 5.

Si te ha gustado puedes votar la entrada en menéame y en bitácoras.

Esta entrada apareció citada en el diario El Mundo el 16 de noviembre de 2010 , ver pdf.
Otros 'espectáculos' de luz en Meridianos:
El mar en llamas, el Mar de ardora
El mayor espectáculo estelar de la civilización moderna
Luz para el año nuevo
La sencilla belleza de los rayos crepusculares
El rayo verde
Luz Zodiacal
Los niños verdes de Stávropol
Un cometa entre fuegos artificiales y relámpagos
La cueva azul
Luces de diciembre
Solsticio de verano en Zugarramurdi, La Catedral del Diablo
'La Espada y la Rosa', el lugar donde nacen las estrellas
Las Luminarias de San Bartolomé
Cuando la lava volcánica llama a la puerta de tu casa
Estrellas ocultas en un cuadro de van Gogh
Galaxias en una copa de vino