26 de agosto de 2010

Un mensaje para dentro de 5000 años

Durante la Exposición Mundial de Nueva York de 1939, se creó una cápsula del tiempo que contenía varios objetos singulares para ser mostrados 5000 años después. La cápsula con forma de proyectil mide 2.28 metros, pesa 363 kg y fue construida en una aleación especial de níquel y plata llamada 'Cupaloy' que es más dura que el acero. Enterrada a 15 metros de profundidad en el parque Flushing Meadows se abrirá el 23 de septiembre del año 6939.

De entre los muchos elementos elegidos (ver lista completa), 35 fueron seleccionados por representar la vida norteamericana. Elementos cotidianos como una pluma estilográfica, un paquete de cigarrillos Camel, una bombilla, una pelota de béisbol, diferentes semillas etc.


Fotografías de la replica de La Cápsula del Tiempo Westinghouse de 1939.

Libros de literatura moderna, arte contemporáneo y noticias del siglo XX fueron grabados en un microfilm junto a más de diez millones de palabras y unas mil fotografías. Mira este magnífico vídeo filmado en ese año, donde de una manera muy amena nos explican el contenido de la cápsula del tiempo:



También fueron elegidos mensajes escritos de tres importantes hombres de la época: los físicos Albert Einstein y Robert Millikan y el escritor Thomas Mann.


La carta de Einstein esta dirigida a las generaciones futuras, a los humanos de dentro de 5000 años:

"Vivimos una época rica en inteligencias creadoras, cuyas expresiones han de acrecentar considerablemente nuestras vidas. Hoy cruzamos los mares merced a la fuerza desarrollada por el hombre, y empleamos también esa energía para aliviar a la humanidad del trabajo muscular agotador. Aprendimos a volar y somos capaces de enviar mensajes y noticias sin dificultad alguna a los más remotos lugares del mundo, por medio de ondas eléctricas.

No obstante, la producción y distribución de bienes se halla por completo desorganizada, de manera que la mayoría ha de vivir temerosa ante la posibilidad de verse eliminada del ciclo económico, y sufrir así la falta de lo necesario. Además, los habitantes de las distintas naciones se matan entre sí a intervalos regulares, por lo que también, debido a esta causa debe sentir miedo y terror todo el que piense en el futuro. Esta anomalía se debe al hecho de que la inteligencia y el carácter de las masas son muy inferiores a la inteligencia y al carácter de los pocos que producen algo valioso para la comunidad. Confío en que la posteridad lea estas afirmaciones con un sentido de justicia y la necesidad de un cambio en la situación."


Albert Einstein


Un mensaje que aparece junto a los demás textos en The Book of Records of the Time Capsule of Cupaloy. Años después en 1965, junto a esta cápsula se guardo una segunda similar con el mismo propósito.

Si te ha gustado puedes votar la entrada en menéame y en bitácoras.

Entradas relacionadas:
La fuente de mercurio que estuvo junto al Guernica de Picasso
El curioso caso del autógrafo de JFK que valía más sin firma que con firma
Objetos singulares que viajaron al espacio
"John F. Kennedy es un contable, Thomas Jefferson es un drogradicto y George Washington está en la cárcel"
Llaves con historia
El Dios de Albert Einstein
Los Dientes de Waterloo
Las ondas cerebrales de Albert Einstein
Bezoar, la piedra mítica
oɾɐqɐ ɐɔoq uɐqɐuıɯɐɔ ǝnb sǝlɐɯıuɐ sol

3 comentarios:

latirademarcusbrody dijo...

Moraleja: el frikismo no ha nacido hoy...

Interesante entrada.

Penteo dijo...

La última frase en la carta de Einstein no tiene nada que ver con su traducción al castellano.

No se de dónde ha salido eso de "la necesidad del cambio de la situación", pero pervierte completamente el sentido del original.

Xavier dijo...

Pues, yo si dentro de 5000 años me encuentro 'algo' enterrado, y con forma de proyectil, lo hago detonar XD