21 de julio de 2010

"Me llamo John Ford y hago películas del oeste"


De esta forma tan humilde se presentaba uno de los más grandes directores de la historia del cine. El gran cineasta que más influencia ha tenido en el séptimo arte. Director de directores ha dejado boquiabiertos a generaciones de espectadores.

Sus películas derrochan una lírica insuperable, un gran tono épico con una combinación perfecta entre el drama y pequeñas pinceladas de humor. Maestro del 'tempo' fue un gran director de actores a los que les sacaba, a veces cruelmente sus mejores interpretaciones.

Dirigió más de 60 películas, 20 de ellas formando tándem con el actor John Wayne. Cuentan que cuando rodaba una de sus películas tuvo que ser operado de cataratas. Pero su pasión por el cine era tan grande, que se quitó la venda antes de tiempo para volver al rodaje, desobedeciendo al médico. Al final acabó perdiendo la visión de su ojo izquierdo, lo que explica su característico parche. Aunque no está comprobada la veracidad de esta anécdota, pues el mismo John Ford disfrutaba despistando a sus biógrafos inventándose datos contradictorios sobre su vida.

Admirado por muchos de sus compañeros, como Francis Ford Coppola que añadió a su nombre el 'Ford' en su honor. Orson Welles cuando le preguntaban por sus tres directores favoritos siempre respondía: "John Ford, John Ford y John Ford".

Una influencia que perdura y se puede ver en la obra de realizadores actuales, como Steven Spielberg, Clint Eastwood y Martin Scorsese:



Murió de cáncer de estómago el 31 de agosto de 1973 con 79 años, mientras decía sus últimas palabras: "¿Alguien tiene un cigarro?".

Entradas relacionadas:
La Carta de la Muerte
Dolor y risa, la tragedia de Fatty
Esta no es una película sobre Vietnam, ésta película es Vietman
Charles Amador, el falso Chaplin
Una ciudad egipcia enterrada en el desierto californiano
Las Navidades de un Yonki, de William Burroughs
Las mejores peores películas
Test de Voight-Kampff
Regreso a Sad Hill: El cementerio de el Bueno, el Feo y el Malo
El cameo secreto de Alfred Hitchcock

3 comentarios:

Xibeliuss dijo...

¡Director de directores!
Y cuando sus películas no eran "del oeste" tampoco le quedaban mal!

nosoloSporting dijo...

yo estuve el año pasado en "John´s Ford Point" en Monument Valley, lugar donde rodó muchos de sus westerns, un lugar único que no debeis dejar de visitar una vez en la vida.

McDorty dijo...

Dios bendiga a John Ford... el cineasta más romántico!!!